Todas las obras son realizadas con maderas que alguna vez supieron ser varillas de alambrado de los campos mas antiguos del país.  

 

Las varillas más jóvenes cuentan 80 años de vida, mientras que las más viejitas, ya superan los 100. Todas relatan distintas historias. 

Algunas dedicaron su vida entera a cuidar vacas en la Provincia de Buenos Aires, otras ovejas en la Patagonia. Algunas afortunadas transitaron sus años junto al mar, y sobreviviendo a los incansables vientos de la costa argentina, se hicieron más fuertes; otras con menos suerte muestran cicatrices de feroces incendios.

 

Quebracho, curupay, lapacho y otras muchas variedades les dieron origen, cada cual con su característico color y textura, tan distintas entre ellas, hoy tienen algo en común: inmortalizadas componen una obra ÚNICA.

Proyecto449.com 2018 © | Copyright © | All Rights Reserved.

Buenos Aires, Argentina

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono